La belleza también cansa

Publicado el: 09/04/2018  En: Personas

La belleza también cansa

Aunque el concepto pueda ser irónico… encierra una serie de actitudes y maneras que precisan el encanto de la feminidad. Nada más rico que disfrutar de nuestra feminidad y belleza con gracia, desenvoltura y naturalidad y sin embargo….
No se trata de “emperijollarse” demasiado, verse tan perfecta a cada hora a cada lugar. Nos hace ver postizas. Poco auténticas. Es cuestión de liberarse de prejuicios, esquemas y gozarse el hecho de ser mujer.

Más allá de las responsabilidades, así usted sea una súper ejecutiva, trabaja en un call center o si es una intelectual, que siente culpa de ponerse pintalabios, hay ciertas actitudes innegables que por más belleza son las que verdaderamente cuentan:

– La sonrisa (no se trata siempre de pelar el diente, pero sí es la mejor carta de presentación) transmite alegría y sofisticación
– La postura (andar derechita y firme)
– Mirar a los ojos

La belleza femenina no es de dárselas de princesa, una mujer que disfruta de su belleza natural y sabe subirle al tono de su imagen dependiendo los contextos es una mujer que sabe siempre verse sexi. Explore su cuerpo, busque su propia naturalidad ni excederse en artificialidades, explore su cuerpo. Conózcase. Y consiéntase siempre que esta guapísima!!! Eso si… esto no quiere decir que se descuide y que pierda su rutina de peluquería uñas etc… Una Lady no nace, se hace! Y vernos bellas también tiene que ver como nos sentimos por dentro. No siempre entre más maquillaje y una súper pinta nos hace ver más bellas. Eso se nota y la belleza “postiza” también cansa.